El cibersexo es una forma de sexo virtual en el cual dos o más personas conectadas a través de una red informática se mandan mensajes sexualmente explícitos que describen una experiencia sexual.

Cibersex online-38

El cibersexo se suele practicar a través de una sala de conversación chat (como el IRC o las salas de conversación de algunas páginas web) o un servicio de mensajería instantánea.

La creciente popularidad de las cámaras de Internet ha dado lugar a un mayor número de parejas que las utilizan para conferir al encuentro un aspecto más visual.

El intercambio de correos electrónicos sexualmente explícitos también se puede considerar como sexo virtual.

Se suele recurrir al sexo virtual para favorecer la masturbación o como introducción para una futura cita para tener relaciones sexuales en la vida real.

También se puede recurrir a encuentros similares mediante el servicio de SMS a través del teléfono móvil.

El sexo virtual es una forma de sexo sin penetración ni contacto físico alguno, donde dos o más personas se transmiten mensajes explícitamente sexuales, mediante alguna forma de equipo comunicacional.

El cibersexo se distingue del sexo telefónico o sexting en que el primero tiene un mayor anonimato y es más fácil encontrar una pareja.

El cibersexo suele darse entre desconocidos o personas que se acaban de conocer por Internet.

Los servicios de estimulación sexual telefónica de pago se conocen como teléfono erótico, e implican el abono de una tarifa preestablecida por minuto de conexión.